Desarrollar el amor por la naturaleza en los niños

Ideas para fomentar en los niños su amor por la naturaleza


Os doy algunas ideas que intento aplicar con mis hijos para que aprendan a querer, a valorar y a cuidar la naturaleza y a disfrutar de ella:

  1. Salir de la ciudad. Acostumbrarlos a hacer al menos una o dos excursiones al mes (si son más mucho mejor) para jugar al aire libre rodeados de naturaleza, da igual el tiempo que haga. Podéis ir al campo, a la montaña, a la playa, o a cualquier sitio donde puedan respirar aire puro y estar en contacto con ella. Así vivirán en primera persona las distintas estaciones del año:
    • En invierno disfrutarán de la nieve. No hace falta irse a esquiar si no queréis, podéis encontrar alguna ladera para que jueguen simplemente. Por un precio razonable podéis compraros un trineo y disfrutar de días de nieve estupendos!
    • En otoño verán caer las hojas de los árboles y podéis explicarles por qué se produce, etc. También podéis llevaros una cesta e ir a coger setas, moras ó castañas. A vuestros hijos les encantará esta actividad, les hará sentirse útiles, y pasaréis un día muy agradable.
    • En primavera conocerán la naturaleza en estado puro con todo tipo de flores y árboles en su máximo esplendor. Podéis aprovechar para enseñarles distintos tipos de flores (margaritas, tulipanes, girasoles, etc…) y de animalitos (saltamontes, mariquitas, hormigas, lagartijas, mariposas, ardillas si las hay, etc.)
    • En verano podéis acercaros a algún río para que se puedan refrescar un poquito y disfrutar de un día de pic-nic o si tenéis la playa cerca acercaros a ella para que disfruten del mar y la arena.
  2. Visitar los parques con mucha frecuencia, en vuestro día a día. Dejad que corran, que experimenten y se relacionen con todos los elementos que haya. Podéis observar a los pajaritos y a los patos con ellos y llevarles un poco de alimento para que los niños se los den.
  3. Visitar una granja de animales cualquier día del año también puede ser una experiencia fantástica. Seguro que cerca de vuestra ciudad existe la posibilidad de visitar una granja y pasar un día mostrándoles cómo ordeñan una vaca, cómo ponen huevos las gallinas, cómo esquilan una oveja o cómo corren los caballitos.
  4. También podéis iniciarles en el senderismo. En todas las provincias hay numerosas sendas para hacer a pie. En vuestra oficina de turismo podéis informaros acerca de distintos recorridos, de su grado de dificultad y el tiempo estimado para que no haya sorpresas. Llevaros siempre agua y algo para comer y parar siempre que sea necesario para disfrutar de la naturaleza, no es una carrera, se trata de disfrutarlo!
  5. Hacer con los niños una ruta a caballo también es una buena manera de que vayan perdiendo el temor a los animales y de que estén en contacto con ellos.
  6. Aprovechar las vacaciones para disfrutar juntos de todos los elementos de la naturaleza, o bien de la playa con la arena, el mar, las rocas, etc… allí podéis buscar cangrejos, conchas, caracolas, etc…o bien de un entorno más campestre, de camping o en una casa rural por ejemplo para estar más en contacto con la montaña, los animales de granja, los pastos, etc.
  7. Llevarles al museo de ciencias naturales o a la casa de las ciencias de vuestra ciudad también puede ser una experiencia interesante que les acerque a la naturaleza y les ayude a conocerla un poquito mejor. Al llegar a casa podéis compartir impresiones e incluso hacer dibujos sobre lo que más les gustó.
  8. También podéis visitar algún jardin botánico, algún acuario o zoo
  9. Salir a hacer deporte por alguna senda… podéis coger la bicicleta, los patines o simplemente salir a correr con ellos… será divertido y se lo pasarán en grande!
  10. Proporcionar ocasiones para que el niño se acerque al mundo animal (pájaros, perros, gatos, hormigas, caracoles, etc.) que conozca y comprenda su forma de vida y sus necesidades, aprendiendo a cuidarlos, a quererlos y a respetarlos.
  11. Observar las estrellas al anochecer. Algunos niños tienen especial interés por conocer el cosmos, así que se les puede llevar al planetario o invitarles a observar el cielo a través de un telescopio.
  12. Si tenéis la posibilidad, también es una buena idea plantar con ellos alguna hortaliza en el huerto. Lo interesante es poder seguir todo su proceso hasta que finalmente se pueda tomar y cocinarlo o tomarlo después en casa con ellos…
  13. En casa también podemos hacer muchas cosas para fomentar su amor por la naturaleza:
  14. Enseñarles a cuidar las plantas (que las rieguen con nosotros, será además una tarea que les encantará, que les hablen con cariño y las mimen), también pueden plantar una semilla en un tarro de cristal o en una maceta con tierra para que vean cómo regándola y cuidándola va creciendo día a día.
  15. Si tenéis mascota es una oportunidad para que aprendan a respetar a los animales, a cuidarles y a quererles. 
  16. Leerles cuentos que fomenten su amor por la naturaleza y que implícitamente les vayan enseñando lo importante que es cuidar el medio ambiente y las cosas que podemos hacer para protegerlo.
  17. Involucrarles en el proceso de reciclaje y explicarles por qué se hace…

Os recomiendo además el libro “Educar en verde”, de Heike Freire, en el que encontraréis más  ideas para acercar la naturaleza a los niños.

Espero que os haya gustado. ¿Qué otras cosas se os ocurren?

Si te ha gustado este post ¡compártelo!