Tag Archives: educar en valores

Educar para la PAZ


Uno cuando ve las noticias y lee los periódicos no puede dejar de preguntarse ¿por qué? ¿cómo puede ser que el ser humano llegue a ser tan inhumano y tan cruel? ¿cómo se gesta ese odio? ¿cuánto rencor debe acumular alguien para comportarse de esa manera?

Yo sólo veo una solución para cambiar las cosas: la educación. Y es que ante la impotencia debemos pensar que el cambio, como tantas veces, comienza en cada familia.

Educar en el amor y la paz

Eduquemos a nuestros hijos en el respeto y en el valor de la diferencia.

Enseñémosles a ver lo bueno del otro, por muy distinto que sea, porque seguro que podrá enseñarnos cosas que nos enriquezcan.

Insistámosles en que no todos tenemos que pensar o sentir igual, tener el mismo color de piel o hablar la misma lengua… en la diversidad está la riqueza.

Preocupémonos no sólo de que nuestros hijos no sufran acoso, sino también de que no sean ellos los que se lo hagan sufrir a otros.

Eduquémosles para que ayuden al de al lado, para que cooperen más y compitan menos, para que sean solidarios y comprometidos.

Enseñémosles a ser empáticos, para que no miren a otro lado cuando alguien sufra.

No podemos cambiar el mundo, pero sí nuestra pequeña parcela, y si todos lo hacemos, esa parcela será TAN GRANDE que el mundo empezará a ser, al fin, un lugar más habitable.

Comparte y Disfruta:

Educar para competir o educar para cooperar


Este es un tema que me he cuestionado como madre. Y es que en alguna ocasión me he sorprendido diciéndoles a mis hijos… venga, a ver quién de los dos llega antes, a ver quién gana… y cosas por el estilo…

En cierta manera todos hemos sido educados en la cultura de la competitividad. La sociedad moderna nos obliga a ser mejor que el otro, a sacar mejores notas, a competir en el trabajo para alcanzar nuestros objetivos y  muchas veces incluso para conservar nuestro puesto…

Sin embargo, cuando uno se para a pensarlo con detenimiento… no existe lugar para la duda… qué educación queremos ofrecer a nuestros hijos: queremos enseñarles a que vean a su compañero, su amigo, su primo, su vecino, su hermano, a aquella persona que tienen al lado… como a un rival a quien vencer, como alguien a quien ganar y con quien competir para lograr mejores resultados… y que hagan ese camino solos y en un ambiente hostil….o por el contrario queremos ofrecerles una educación en la que predominen los verbos AYUDAR, EMPATIZAR, COMPARTIR, CONECTAR, COOPERAR… en la que el otro ya no sea un adversario a batir sino alguien con quien SUMAR…

Talentina "Prueba a DAR y verás qué grande te sientes"

Mi respuesta y mi propuesta pasa por la siguiente reflexión que hoy quiero compartir con vosotros:

–     COMPETIR, sí, pero CON UNO MISMO, para superarnos día a día. Esforzarnos por alcanzar nuestros objetivos y por ser mejores cada día…  y esto requiere constancia, creer en uno mismo, TRABAJAR DURO y fijarnos muchas veces en otros que son mejores que nosotros, para estimularnos y lograr parecernos a ellos en aquellos aspectos en los que nos superan. Aprender de los mejores, y TODOS lo somos en algo… Hacer que el RETO y la motivación sea superarnos a nosotros mismos.

–      COOPERAR CON LOS DEMÁS. Ser capaces de sumar esfuerzos y voluntades, de trabajar en equipo, de escuchar, de empatizar, de COMPARTIR proyectos e ilusiones y de CONTAGIARLAS… Ser solidarios y entender que la persona que tenemos al lado no es un rival a quien vencer sino una persona como nosotros con sus virtudes y defectos, con su fortalezas y debilidades… alguien de quien poder aprender, con quien poder avanzar, crecer y enriquecernos en muchos aspectos.

Y esto es lo que me gustaría transmitir a mis hijos: competir con nosotros mismos, no cejar en el empeño, no rendirse, trabajar duro, ser constantes y tenaces… porque sólo así conseguiremos alcanzar nuestras metas….

Pero cooperar con los demás, porque todos somos diferentes, únicos y especiales y porque creo firmemente que no hay nadie en el mundo de quien no podamos aprender algo… sólo hay que prestar atención y ESCUCHAR… un verbo que a veces cuesta poner en práctica…

Lo cierto es que aunque en la sociedad de hoy en día la competitividad se imponga creo que algo está ya cambiando… cada vez hay más corrientes de pensamiento y más personas que abogan por la colaboración como forma de establecer sinergias y de alcanzar nuestros objetivos…  y la capacidad de establecer relaciones sólidas y de trabajar en equipo empiezan a ser ya valores en alza en muchas empresas…

No sé si de esta manera nuestros hijos y nosotros mismos llegaremos lejos en el mundo laboral pero lo cierto es que tampoco me preocupa porque creo que sólo así conseguiremos arañar la felicidad y hacer de este viaje que es la vida un camino bonito, amable y gratificante…

Con tu puedo y con mi quiero, vamos juntos compañero. M. Benedetti #multiplicandotalentos ;=)

Donde no llegues tú, llegaré yo.  actitud #FdV #talentosolidario ;=)

Y vosotros ¿Qué opináis?

Comparte y Disfruta:

Aprender de los niños

Experimento CompartePara acabar la semanita quería compartir con vosotros un vídeo que me ha gustado especialmente por lo positivo que es, por lo que dice del ser humano, de su naturaleza y de su espíritu generoso y solidario…

La ONG Acción contra el hambre hizo un experimento con veinte niños agrupados por parejas. A la espera de una supuesta sesión fotográfica, los niños se quedaban solos en una sala frente a platos que escondían su merienda.

Al levantar los cubreplatos se encontraron con una sorpresa inesperada: el plato de uno de los niños tenía un sándwich de nocilla mientras que el del otro estaba vacío…  ¿Cómo reaccionaron los niños? ¿Qué creéis que pasó?

Pues señores, pasen y vean… todo un ejemplo del que deberíamos aprender los adultos.

Compartiendo podemos combatir el hambreAcción contra el Hambre lanza Experimento Comparte para estudiar el comportamiento del ser humano cuando se enfrenta a la realidad de un mundo mal repartido…

Embedly Powered

Embedly Powered

Para reflexionar… #leccionesdevida 

¡Espero vuestros comentarios! 

Comparte y Disfruta:

Educar para las relaciones sociales


Desarrollar habilidades sociales en mis hijos es un tema que considero de vital importancia porque son capacidades que si ayudamos a que las desarrollen desde pequeñitos les servirán para todo en la vida.

Y estas capacidades están muy conectadas con la educación emocional.

Un niño con autoestima, seguro de sí mismo, capaz de controlar sus emociones, con capacidad para escuchar activamente a los demás y para ponerse en lugar del otro, etc… será un niño que seguramente no tendrá ningún problema para relacionarse con otras personas… De ahí la importancia de trabajar primero todas esas cuestiones.

Escuchar

Obviamente, cada niño tiene un carácter diferente, hay niños a los que no les cuesta nada relacionarse, expresar sus deseos, entablar una primera conversación con otros niños, etc. y hay otros para los que todo eso supone un mundo…

Sobre todo en este último caso es necesario que los padres les ayudemos a ir poco a poco superando esa timidez, esa inseguridad… ¿Y cómo podemos hacerlo?

Os doy algunas ideas de pequeñas cosas que podemos hacer en el día a día para desarrollar sus habilidades sociales:

1 – Llevarles habitualmente a sitios donde puedan jugar con otros niños y procurar pasar tiempo con amigos o familia que tengan niños para que tengan una vida lo más social posible… Procurad en general darle al niño un ambiente rico en relaciones, que se acostumbre a relacionarse con distintas personas…

2- Cuando vayamos a una tienda, a una cafetería, etc.  pedirles que sean ellos los que le digan a la dependienta o al camarero lo que necesitamos… enseñarles a pedir las cosas de manera adecuada… “¿me podría dar un agua y una coca cola por favor?”…

3- Destacar y elogiar cuando alguien es muy amable, comentarlo, y también cuando alguien es muy mal educado o desagradable comentarlo explicándoles por qué no deben comportarse de esa manera…

4- Cuando nos encontremos con algún conocido en la calle invitarles a que les saluden, hola y adiós,  que den las gracias si les dan algo, a que pregunten por otras personas…

5- Enseñarles a cuidar el lenguaje verbal y también el no verbal… mirar a los ojos y actitud positiva!

6- Acostumbrarlos a que cojan ellos el teléfono, y explicarles cómo se hace, qué deben decir, etc… será una buena manera de que aprendan a desenvolverse con otras personas.

7- Otra buena idea es invitar a amiguitos suyos a casa a pasar la tarde o el fin de semana…o dejar que vayan ellos a sus casas… ayudará a reforzar su amistad y su vínculo emocional con ese amigo, a compartir más cosas con él/ella, etc.

8- Fomentar la capacidad de escuchar activamente. Para ello nada mejor que escucharles  a ellos (con interés y no mientras miramos el móvil o hacemos la comida) y enseñarles que pueden aprender muchas cosas si escuchan a los demás.

9- Ayudarles a entender y a superar situaciones negativas con las que puedan encontrarse… rechazo o enfados de otros niños, etc… A veces este tipo de situaciones puede provocar inseguridades que les hagan ser más retraídos…

10- Enseñarles lo bueno y positivo que es preguntar siempre las dudas que tengamos… da igual que los demás se rían… si no preguntamos nunca lo entenderemos… atreverse a preguntar siempre y en cualquier sitio, fundamental!!

11- El teatro es una buena herramienta también para que los niños se expresen y pierdan el miedo a hablar en público, etc… procurad apuntarles a actividades de este tipo.

12-Cualquier deporte de equipo también ayudará mucho a mejorar sus habilidades sociales.

13- Proponer juegos por parejas o por equipos que requieran negociar con el otro para establecer una estrategia.

14- Un buen ejercicio es también la narración en grupo… construir una historia de manera conjunta entre todos… empieza por ejemplo papá con una frase y el niño debe ir añadiendo otra frase… si hay más niños mejor… hasta que construyamos una historia entre todos… este ejercicio mejora la capacidad de improvisación, mejora la oratoria y la escucha activa del niño.

15- Leerles cuentos, o mejor, dejar que nos lo cuenten ellos, para  reforzar su expresión oral y favorecer estas habilidades.     

        Y como siempre:

  • Nunca forzar, hacerlo poco a poco, de manera progresiva y sin obligar nunca, pues generará el efecto contrario.
  • Que tengan el mejor ejemplo, ellos aprenden a través de nosotros, de ver cómo nos desenvolvemos… cuidar nuestras actitudes y comportamientos cuando vamos a una tienda, cuando nos encontramos a alguien, con nuestros amigos y nuestras relaciones sociales en general…
  • Por último, muy importante, no nos olvidemos de reforzar siempre las conductas y actitudes positivas!

       ¿Qué otras ideas se os ocurren para desarrollar las habilidades sociales en nuestros hijos?

Comparte y Disfruta:

Enseñémosles a ser proactivos


Todos tenemos una responsabilidadTodas las personas tenemos la capacidad de decidir muchas cosas. Sin embargo, la concepción que tenemos de cómo se fraguan las cosas en la vida condicionan nuestra manera de ser.

Si pensamos que nada depende de nosotros sino que nuestra vida y nuestra suerte están sometidas a acontecimientos externos y ajenos a nosotros seremos personas mucho menos activas que si pensamos que lo que ocurra depende básicamente de nosotros y está en nuestras manos.

Yo pienso que ante cualquier situación todos podemos hacer alguna cosa o poner nuestro granito de arena para cambiarlo. Probablemente haya situaciones ajenas a nosotros en las que nos parezca que se nos escapa totalmente de las manos y seguramente sea así en un 99% pero si lo pensamos bien seguro que hay al menos un 1% restante que depende de nosotros o que nosotros podemos aportar.

Esto es lo que me gustaría que pensaran mis hijos en el futuro, que pueden cambiar las cosas, y que los sueños por muy lejanos que parezcan se pueden conseguir con esfuerzo y perseverancia.

Esta actitud como sabéis se asocia al espíritu emprendedor. En una de las charlas de emprendimiento a las que asistí últimamente se comentó una cosa que me pareció muy cierta: “si persigues con tesón tus sueños el cosmos y los astros se aliarán contigo para que los consigas…”. Y es que si luchamos decididamente por algo es cierto que las cosas empiezan a fluir. Nos puede parecer que hay un montón de casualidades que empiezan a surgir… pero en realidad no son casualidades sino causalidades provocadas por nosotros mismos.

Sólo hay que atreverse y actuar. Y es que el miedo al fracaso es mucho peor que el propio fracaso. De este último al menos aprendemos cosas que nos servirán en un futuro pero el miedo nos bloquea, nos paraliza y no nos deja avanzar.

Tenemos la capacidad de influir en nuestros hijos para que tengan una u otra visión de la vida. Os invito a que reflexionéis sobre el tema y a que les eduquéis para ser personas proactivas y luchadoras, y recordad que la mejor manera de transmitírselo no es con la palabra sino con el ejemplo diario.

Termino con una cita de Paramahansa Yogananda, gurú de la India y pionero de las enseñanzas de la meditación en Occidente:

“El ser humano siembra un pensamiento y recoge una acción.

Siembra una acción y recoge un hábito

Siembra un hábito y recoge un carácter

Siembra un carácter y recoge un destino”

¿Qué opináis de todo esto?

 También te puede interesar:

Fomentar el espíritu emprendedor en los niños

Comparte y Disfruta:
error: Content is protected !!