Tag Archives: crianza

Dame tiempo para JUGAR


Hoy 28 de mayo es el Día Internacional del Juego y #Talentina quiere recordarnos que los niños necesitan TIEMPO para JUGAR… muchas veces les llenamos el día de actividades dirigidas y olvidamos que el juego libre además de hacer que se lo pasen en grande es el mejor aprendizaje y la mejor manera de hacer que aflore su creatividad!.

Así que démosles tiempo para EXPLORAR, CONSTRUIR, DESCUBRIR, INDAGAR, INVESTIGAR y sobre todo, DISFRUTAR 🙂

Talentina "Dame tiempo para jugar"

Comparte y Disfruta:

Primer día de guardería o cole: afrontar la separación


Ayer fue el primer día de guardería de mi hijo pequeño… El primer día nunca es fácil ni para el niño ni para los padres…

¿Y por qué cuesta tanto la separación?

En el caso del niño es fácil de imaginar… desde que llegó al mundo ha sentido el calor de los suyos y ha sabido de sus cuidados, de sus mimos y de su AMOR incondicional… y así,  poco a poco, con afecto, con cariño, atendiendo a sus llamadas y a sus llantos… ha empezado a confiar y a pensar que el mundo es un lugar SEGURO… ¿cómo no llorar cuando le apartan de los suyos y de la “seguridad” que asocia a estar con ellos?

En el caso de los padres y especialmente de la figura principal de apego del niño creo que es también fácil ponerse en su lugar… ¿Os acordáis de la rosa del Principito?

Imagen publicada en el Desván de las Letras

Lo cierto es que cuando llega el día de la separación y tienes que dejarle en manos de alguien que para él es un extraño y para ti también… no resulta nada fácil…

En mi caso tuve una primera experiencia con mi hija “mayor” que tiene ahora 3 añitos. Lo cierto es que me quedó muy mal recuerdo de aquellos primeros días de guardería… ¿la razón?…quizás contribuyó mi inexperiencia y el dejarme guiar por consejos que seguramente se decían con la mejor intención pero que no respondían a lo que yo sentía interiormente que debía hacer.

La política de la guardería a la que iba mi hija era que no podían pasar los padres dentro…ni siquiera el primer día… te cogían a la niña siempre en la puerta…y oía muchos comentarios del tipo… es mucho mejor así, si no le va a costar mucho más separarse de ti… los niños saben cómo chantajear emocionalmente a los padres, etc, etc.

Sin embargo, en mi interior, yo no hacía más que preguntarme… ¿por qué hacer las cosas tan bruscamente? ¿por qué no intentar hacerlo más paulatinamente para que ese proceso de separación no sea tan duro ni para la niña ni para mí?

Lo cierto es que aún recuerdo ese momento de la separación en que me la cogían mientras mi niña intentaba con todas sus fuerzas seguir agarrada a mí…BRUTAL!!…y de ese nudo en el estómago con el que me iba… y de las preguntas que me golpeaban la cabeza… ¿Lo estaré haciendo bien?…

No quiero dramatizar, porque es cierto que mi hija enseguida se adaptó a la guarde y en unas 3 semanas empezó a dar muestras de querer ir y a salir de casa con una sonrisa y no con un puchero… Pero tuve claro que con mi hijo quería hacer las cosas de manera diferente…

¿Y cómo? Pues para hacer que todo este proceso de adaptación sea más llevadero… os doy algunas sencillas pautas que a mí me han ayudado y que van en consonancia con mi manera de educar … Tengo que decir que mi peque tiene ahora 2 años así es que ya me entiende perfectamente y empieza a hablar muchas cosas… este factor no es ninguna nimiedad… porque ayuda al niño a expresar sus emociones y a entender también lo que le dicen…

Ahí van algunas de estas pautas, por si también os sirven de ayuda:

1-          Trabajar este tema con el niño antes de empezar a la guardería o al colegio… ir mentalizándole, diciéndole que va a empezar al cole, que va a conocer a otros niños y a hacer nuevos amiguitos… que se lo va a pasar fenomenal y va aprender muchas cosas nuevas…

2-          Acercaros algunos días al centro con vuestro hij@ antes de empezar para que vaya sintiéndolo como un sitio cercano, familiar, “amigo”…

3-          Transmitirle ILUSIÓN por la nueva etapa que va a empezar! De todas las maneras que se os ocurran… a veces si tiene hermanos o primos puede ser una manera de que se sientan mayores el saber que empiezan al “cole”, etc.

4-          SIEMPRE, siempre, siempre habladle EN POSITIVO… de todo lo bueno que se va a encontrar allí… Es muy importante que nos vea seguros de lo que decimos y hacemos, NO DUDAR… o al menos que no nos vea hacerlo… La SEGURIDAD que le transmitamos es muy importante para que él pueda afrontar esta nueva etapa… pues será la seguridad que él mismo tenga…

5-          Preparad todas las cosas del cole con él… la mochila, colgársela a la espalda para que se sienta mayor… meted todas las cosas necesarias en ella…y que él os ayude a hacerlo… preparar todo el proceso y hacerles partícipes de él es parte fundamental del inicio del cole porque hará que se ilusionen y les entren ganas de empezar…

6-          Aunque es cierto que no siempre se puede, mi consejo es empezar al cole de manera progresiva… darles tiempo para que se familiaricen con el espacio, con la profe, con sus compañeros… si el primer día les dejamos muchas horas se les hará duro o pueden llegar a pensar que no vamos a volver (si es muy pequeño), etc… Lo ideal creo que es dejarles al principio 1 hora e ir  poquito a poco aumentando el tiempo…

7-          Acompañarlos los primeros días hasta su clase, que nos vea interactuar con la profe y con los otros niños… que vea que se trata de un sitio “amigo”… y que le dejamos en buenas manos…

8-          Cuando les dejéis despediros siempre de él o ella, aunque llore, decidles que volveréis pronto, darles un beso y que os vean seguros de que les dejáis en buenas manos… si desaparecéis sin más, aprovechando que está entretenido, aún será más difícil para él o ella entender lo que ocurre… y el “susto” y la “decepción” puede ser aún mayor cuando no os vea…

9-          Y para terminar, lo más importante: haced las cosas conforme sentís que deben hacerse…sin dejaros llevar por los consejos de otros… escucharos a vosotros mismos y haced lo que os dicte el corazón y lo que sintáis que es mejor para ellos… porque así y sólo así evitaréis muchas dudas y temores… así lo estoy haciendo yo ahora y os puedo asegurar que la experiencia no tiene nada que ver con la que sentí con mi hija…

Por mi experiencia creo que el proceso de adaptación puede durar tres semanitas o un mes como mucho… aunque es verdad que cada niño es diferente… pero ya veréis como enseguida los niños se familiarizan con el entorno, con la profe, con los otros niños y van felices y contentos!!

¿Y cuál ha sido o está siendo vuestra experiencia? ¿Cómo estáis afrontando ahora sus primeros días? ¿Os animáis también a compartirlo?

Comparte y Disfruta:

La “tribu”

La soledad en la maternidadUna conversación que tuve el otro día con una amiga me ha hecho reflexionar mucho acerca de la soledad que conlleva hoy en día la maternidad.

La generación, no diré de nuestros padres, pero sí de nuestros abuelos, contaban con una red amplia de gente a su alrededor en la que apoyarse ante cualquier dificultad que pudiera surgir.

Siempre oí hablar a mi abuela de sus vecinos de puerta como si fueran parte de su familia, y es que sus hijos habían crecido juntos, compartían alegrías y penas y efectivamente eran como de la familia. Incluso el tendero de al lado, la vecina modista que les cosía o el lechero que les dejaba la leche cada mañana, eran parte importante de sus vidas. Tenían una “tribu” a su alrededor que les daba mucha seguridad.

Os tengo que confesar que en la puerta de al lado de mi casa vive una familia con un niño que tiene un año más que mi hija y apenas hemos intercambiado en alguna ocasión un saludo. Ni siquiera sé cómo se llaman…

Mi teoría es que antes quizás se necesitaban más, hoy necesito yo azúcar y mañana tú aceite, y apoyándose los unos en los otros iban saliendo todos adelante. A medida que la sociedad y el estado de bienestar ha ido progresando hemos ganado sin duda en comodidades pero a mi modo de ver hemos perdido muchas otras cosas…

Si a esto le unimos que muchas veces la vida o el trabajo nos lleva a vivir en ciudades lejanas a las de nuestras familias de origen, esto hace que sean pocas las personas o los apoyos que muchas madres o padres podemos tener en un momento determinado.

Creo que con esta situación se pueden sentir identificadas muchas mujeres de hoy en día…Y es que, cuántas madres no han pensado en algún momento… me estoy sintiendo mal, pero es que NO ME PUEDO PONER MALA…quién se ocupará entonces de los niños?

Además está el lado emocional de la mujer, no menos importante, el poder compartir nuestra experiencia con otras personas y el sentir en el día a día el apoyo, la comprensión, el cariño y el consejo ante todo lo nuevo que nos trae la maternidad y lo que conlleva la educación de nuestros hijos…

En este sentido y ahora que estoy empezando a meter la cabeza en el mundo 2.0 estoy descubriendo que cada día son más las mamás blogueras que necesitan contar su día a día, expresar sus emociones y sus ideas y compartir sus experiencias con sus hijos… y lo hacen a través de la red, en donde, curiosamente, encuentran a su “tribu”.

Acabaré con una reflexión que mi marido, hombre práctico y cabal, me ha hecho sobre este tema: ¿qué haces tú para cambiar eso?

Y es que no hay que olvidar que ante cualquier situación todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad, ¿por qué no empezar a hacer algo para cambiar lo que no nos gusta?

Creo que un día de estos invitaré a mis vecinos de puerta a merendar. Quién sabe si puede ser el comienzo de una bonita amistad… :=))

Comparte y Disfruta:

Y a vuestros hijos… ¿qué les produce mucha emoción?

Qué cosas le producen emoción a nuestros hijos        Una de las características fundamentales de los niños es la capacidad inmensa que tienen de sorprenderse, de emocionarse y de ilusionarse por las cosas… esa mirada inocente que hace que cualquier pequeña experiencia pueda convertirse en la aventura más alucinante… y que hace que las cosas más sencillas sean las más importantes del mundo…

          Me encanta ver a mis hijos dando botes en el pasillo de casa cuando saco sus galletas favoritas, cuando les digo “hoy os dejo llenar la bañera de espuma” o cuando les adelanto que esa noche les leeré un cuento especial que les va a encantar… en ese caso mi pequeña comienza a preguntarme cada dos minutos cuánto falta para que se lo cuente….

          También se emocionan mucho ayudándome a hacer su plato favorito, la pizza, antes de meterla en el horno ya se están relamiendo y una vez metida comienzan a decir “hola pizza… te voy a comeeeerr…” o cuando les dejo hacer algo nuevo como exprimir ellos las naranjas para la papilla o mezclar los ingredientes para hacer tortitas…

         Otra cosa que le encanta a mi hija es preparar un regalito sorpresa para alguien… cómo disfruta todo el proceso…prepararlo, envolverlo y luego dárselo a la persona elegida… Ni qué decir tiene la emoción que sienten cuando papá llega de viaje después de días sin verse… no escatiman en gestos para demostrar su alegría y su emoción: saltando, haciendo muecas y cantando!!

          Son ellos los que con esa ilusión convierten todos esos momentos cotidianos en momentos especiales e inolvidables … y los que de alguna manera nos hacen volver a la infancia, a revivir todas esas ilusiones y a poner el acento en las cosas que realmente son importantes en la vida…

          Muchas veces pienso… qué fácil es hacerles felices ahora…ayyyy…no quiero que crezcan… jeje… y es que llegará pronto el día en que sus galletas favoritas, la espuma en el baño o el cuento de mamá ya no conseguirán producir en ellos esa emoción tan grande ni hacerles tan felices…

           Así que aprovechemos ahora a alimentar en ellos esas ilusiones… ¿Cómo? contémosles cuentos, llevémosles al teatro, juguemos con ellos y desarrollemos actividades que motiven su creatividad y su imaginación… no es necesario esperar a que haya alguna celebración especial como un cumpleaños, pascua, Navidad, Carnaval, etc., cualquier excusa es buena para crear momentos especiales que contribuyan a que tengan una infancia plena y llena de ilusión…  Y dejémonos contagiar también por ella!!

           ¿Os animáis a contar qué es lo que les llena de emoción e ilusión a vuestros hijos?

Comparte y Disfruta:
error: Content is protected !!