Archive / General

RSS feed for this section

20 “deberes” de verano para los niños


Al hilo del post de Educa Diver sobre los Deberes para el Verano, que me encantó! y que está muy en sintonía con mi forma de ver las cosas, quería añadir mis 20 “deberes” (jajaja)… imprescindibles! para que los peques hagan este verano, a ver qué os parecen:

  1. Jugar con la arena: no hay nada que les guste más a los niños que jugar con la arena a hacer castillos, pozos, a rebozarse como croquetas, etc… y lo cierto es que en invierno no hay muchas ocasiones, así que en verano no pueden dejar de hacerlo!!
  2. Jugar con el agua: con globos, con pistolas de agua, entre los aspersores etc… ¿cómo no vamos a disfrutar del agua juntos ahora que el calor aprieta?
  3. Hacer volar una cometa: también el verano es un momento perfecto para hacerlo… siempre que haya viento, claro… Os confieso que nunca he cogido una… así que tengo la misma curiosidad que mis niños… y de este verano, no pasa!!
  4. Jugar a las palas: hay deportes que sólo podemos practicar en verano y uno de ellos es jugar a las palas al aire libre… en la playa, en la hierba, etc. seguro que hay mil oportunidades!
  5. Hacer un pic-nic en familia: ¿hay algo mejor en verano que buscar un sitio con sombrita para plantar el “pandero” y pasar horas, comiendo, charlando, jugando a las cartas o buscando lagartijas?Actividades para hacer con niños en verano
  6. Hacer la croqueta tirándose por una colinita… ¿Lo han probado alguna vez? a vosotros no sé pero a vuestros hijos seguro que ¡les encanta!
  7. Ir al cine de verano: eso de ver una película al aire libre me encanta! y lo cierto es que tampoco podemos hacerlo en invierno así que ¡hay que aprovechar! Seguro que a los peques les gustará la experiencia…
  8. Coger conchas y piedras preciosas en la playa… un clásico del verano que no puede faltar… si quieren las pueden pintar y así hacer su propio cofre del tesoro ¿qué os parece la idea?
  9. Observar a los pájaros, hormigas, mariquitas, lagartijas, etc. El contacto con la naturaleza es fundamental para su desarrollo!
  10. Montar a caballo, si es posible, o al menos ir a verlos de cerca…
  11. Dar de comer a los animales que tengan a su alcance (caracoles, hormigas, patos, peces, conejos, hámster, tortugas, etc…)
  12. Hacer batidos de frutas u otras recetas de verano: suelo cocinar mucho con los peques pero en verano las recetas cambian bastante, es tiempo de más ensaladas, gazpacho, batidos, helados, etc…
  13. Inventar la canción del verano: tienen un montón de tiempo libre, así que hay espacio para todo tipo de juegos, yo les voy a proponer jugar a inventarnos entre todos la canción del verano ¿no me digáis que no suena divertido?…
  14. Disfrutar de un concierto al aire libre… ¿cómo no van a saborear el ambientillo de las fiestas de nuestro pueblo o ciudad? ¿y qué mejor que hacerlo yendo a un concierto o romería de verano?
  15. También es un buen momento para que cojan la bici, los patines, el monopatín o iniciar a los niños en alguna de estas actividades…
  16. Hacer una fiesta pijama, los niños no tienen que madrugar al día siguiente, así que no pasa nada porque un día se acuesten un poco más tarde. Podemos preparar una cena “pijama” especial y pasarnos largo rato contando e inventado historias y haciendo guerra de almohadas…
  17. Experimentos y manualidades para el verano: pueden ir juntando los palillos de los helados y cuando tengan bastantes hacer alguna manualidad con ellos: una cajita, una casita, etc. Pueden también enterrar tesoros en el agua, congelarlos y jugar a desenterrarlos, etc.
  18. Juegos divertidos al aire libre: carreras de sacos, gymcana, búsqueda del tesoro, etc.
  19. Grabar un vídeo divertido en familia de los mejores momentos del verano para que podamos recordarlos cuando llegue el frío invierno 🙂
  20. Y para acabar, ya sé que no es algo especial del verano, pero no puedo evitar ponerlo, leerles mucho o si saben leer ponerles muuuuuchos libros al alcance de su mano ahora que tienen tiempo, para que descubran otros mundos…

Porque no todo en la vida es hacer fichas y cuadernillos, yo pienso que dejar tiempo para vivir otro tipo de experiencias es muy necesario y conlleva tanto o más aprendizaje… y sobre todo que no olviden: descansar, disfrutar, desconectar y divertirse todo lo posible!

Y a ti ¿qué otros “deberes” de verano se te ocurren? Estoy deseando oír tus ideas 🙂

Si te ha gustado este post ¡compártelo!

Comparte y Disfruta:

Bienvenidos al mundo de Talentina

Desarrollo del Talento comienza una nueva etapa. Y es que hoy os quiero presentar a TALENTINA, una niña optimista por naturaleza que representa el talento, las ganas, la ilusión, la fuerza, el entusiasmo y sobre todo el esfuerzo y el empeño en superarse día a día y es que si queremos crecer, avanzar y mejorar y nos ponemos a ello ¡todos podemos lograrlo!

bienvenidosamimundoBLOG

¡Hola a todos!
Soy Talentina, tengo 5 añitos, dicen que aún soy pequeña pero yo me siento ¡¡GRANDE!! hay tantas cosas que me gustaría aprender que el día se me hace muy cortito… quiero compartir con vosotros mis AVENTURAS, mis DESCUBRIMIENTOS, mis SUEÑOS, también mis problemas y todas aquellas cosas que no comprendo del MUNDO adulto…

¿Queréis acompañarme?

 Si te ha gustado este post ¡compártelo!

Comparte y Disfruta:

Cocinar con los niños: receta de crepes o frixuelos


Para este fin de semana os propongo pasar un buen rato cocinando con nuestros peques.

Y como en mi tierra, Asturias, son muy típicos los frixuelos o crepes (como se conocen popularmente) ahora en carnaval, os voy a dejar una receta muy fácil de hacer para que os salgan deliciosos…  Y es que digo yo, ¿habrá algún niño al que no le gusten?

Antes de nada, es muy importante el ritual: lavarnos todos muy bien las manitas para poder así manipular los ingredientes sin miedo… que los niños se acostumbren a hacerlo siempre. Después, yo siempre les pongo su delantal (cada peque tiene el suyo) y su gorrito de cocinero… parece una tontería pero si hacemos las cosas un poco más divertidas, además de fascinarles, ¡¡les harán sentirse importantes!!

Receta de crepes o frixuelos

También es necesario preparar las cosas de tal manera que los niños puedan realmente cocinar, revolver, tocar, oler, echar, amasar, etc…Que sientan que realmente ellos participan en el proceso porque si no se aburrirán y no tendrá ningún sentido tenerlos ahí…

Así que si cocinas con niños, déjales hacer, no pasa nada si salpican o si no lo hacen todo a la perfección, por encima de todo está: PASAR UN BUEN RATO JUNTOS. Además es un buen momento para que experimenten con nuevas texturas, sabores, aromas, etc… y  para enseñarles cosas nuevas sobre los alimentos.

Siguiente paso: sacamos los ingredientes, y podemos aprovechar a explicarles o hablarles sobre cada uno de ellos, las cosas que se os vayan ocurriendo sobre los alimentos, las cantidades, etc. En este caso, vamos a necesitar (para hacer unos 8 frixuelos o crepes):

– 3 huevos

– 400 ml. de leche

– 180 gr. de harina

– 2 cucharadas de azúcar

– ralladura de limón (la receta original lleva un chorrito de anís dulce, aunque yo prefiero ponerle ralladura de limón y salen también deliciosos)

– un poquito de aceite o mantequilla

Se baten los huevos con una varilla (o mejor dicho, les dejamos que los batan ellos y después los acabamos de batir nosotros), agregamos el azúcar y volvemos a batir. Después añadimos la harina, poco a poco, para que no se formen muchos grumos y añadimos la leche y la ralladura de limón… Y les vamos explicando cada paso y dejándoles que intervengan en él… Si hay más de un niño: siempre TURNOS, para que ninguno se sienta de menos.

Si vemos que han quedado muchos grumos, siempre podemos pasarlo por la batidora en un momento para eliminarlos.

Una vez que ya tenemos la masa hecha, nos toca el turno a nosotr@s, así que podemos decirles: ¡ahora a jugar! que en un ratito estarán los creps hechos y nos sentaremos a merendar!… ¡ah! no os olvidéis de felicitarles por lo bien que lo han hecho y por lo mucho que os han ayudado ¡seguro que son los mejores pinches del mundo!.

Cogemos entonces una gotita de aceite y la repartimos por toda la sartén (podemos usar un poquito de papel de cocina para hacerlo, porque se necesita realmente muy poquita cantidad).

Cuando esté bien caliente el aceite echamos un poco de la masa que hemos preparado, la repartimos bien por toda la sartén, esperamos un par de minutos a que cuaje mientras vamos despegando los bordes con una espumadera y cuando ya esté cuajada le damos la vuelta al crep y lo dejamos otro minutito. Si os fijáis la masa no lleva mucha azúcar, la idea es sacarlo de la sartén al plato y espolvorear bastante azúcar por fuera del crep y luego enrollarlo…

Os dejo  aquí un vídeo para esta parte, porque una imagen a veces es verdad que vale más que mil palabras.

Como veis se trata de una receta muy fácil de hacer con los peques y que les encantará… Mis chiquis se estaban ya relamiendo antes de comerlos… Y además es un plan perfecto  para cualquier tarde que decidáis quedaros en casa..

Así nos quedaron a nosotros la última vez que los hicimos…  Aunque nosotros los solemos tomar sólo con azúcar por supuesto que les podéis añadir o rellenar con lo que queráis: fruta, chocolate, nata, sirope, etc…

¿Y vosotros? ¿Qué receta soléis hacer que enganche a vuestros peques?

Receta de crepes o frixuelos

Si te ha gustado la idea ¡compártela!

Comparte y Disfruta:

Aprender de los niños

Experimento CompartePara acabar la semanita quería compartir con vosotros un vídeo que me ha gustado especialmente por lo positivo que es, por lo que dice del ser humano, de su naturaleza y de su espíritu generoso y solidario…

La ONG Acción contra el hambre hizo un experimento con veinte niños agrupados por parejas. A la espera de una supuesta sesión fotográfica, los niños se quedaban solos en una sala frente a platos que escondían su merienda.

Al levantar los cubreplatos se encontraron con una sorpresa inesperada: el plato de uno de los niños tenía un sándwich de nocilla mientras que el del otro estaba vacío…  ¿Cómo reaccionaron los niños? ¿Qué creéis que pasó?

Pues señores, pasen y vean… todo un ejemplo del que deberíamos aprender los adultos.

Compartiendo podemos combatir el hambreAcción contra el Hambre lanza Experimento Comparte para estudiar el comportamiento del ser humano cuando se enfrenta a la realidad de un mundo mal repartido…

Embedly Powered

Embedly Powered

Para reflexionar… #leccionesdevida 

¡Espero vuestros comentarios! 

Comparte y Disfruta:

Educar para las relaciones sociales


Desarrollar habilidades sociales en mis hijos es un tema que considero de vital importancia porque son capacidades que si ayudamos a que las desarrollen desde pequeñitos les servirán para todo en la vida.

Y estas capacidades están muy conectadas con la educación emocional.

Un niño con autoestima, seguro de sí mismo, capaz de controlar sus emociones, con capacidad para escuchar activamente a los demás y para ponerse en lugar del otro, etc… será un niño que seguramente no tendrá ningún problema para relacionarse con otras personas… De ahí la importancia de trabajar primero todas esas cuestiones.

Escuchar

Obviamente, cada niño tiene un carácter diferente, hay niños a los que no les cuesta nada relacionarse, expresar sus deseos, entablar una primera conversación con otros niños, etc. y hay otros para los que todo eso supone un mundo…

Sobre todo en este último caso es necesario que los padres les ayudemos a ir poco a poco superando esa timidez, esa inseguridad… ¿Y cómo podemos hacerlo?

Os doy algunas ideas de pequeñas cosas que podemos hacer en el día a día para desarrollar sus habilidades sociales:

1 – Llevarles habitualmente a sitios donde puedan jugar con otros niños y procurar pasar tiempo con amigos o familia que tengan niños para que tengan una vida lo más social posible… Procurad en general darle al niño un ambiente rico en relaciones, que se acostumbre a relacionarse con distintas personas…

2- Cuando vayamos a una tienda, a una cafetería, etc.  pedirles que sean ellos los que le digan a la dependienta o al camarero lo que necesitamos… enseñarles a pedir las cosas de manera adecuada… “¿me podría dar un agua y una coca cola por favor?”…

3- Destacar y elogiar cuando alguien es muy amable, comentarlo, y también cuando alguien es muy mal educado o desagradable comentarlo explicándoles por qué no deben comportarse de esa manera…

4- Cuando nos encontremos con algún conocido en la calle invitarles a que les saluden, hola y adiós,  que den las gracias si les dan algo, a que pregunten por otras personas…

5- Enseñarles a cuidar el lenguaje verbal y también el no verbal… mirar a los ojos y actitud positiva!

6- Acostumbrarlos a que cojan ellos el teléfono, y explicarles cómo se hace, qué deben decir, etc… será una buena manera de que aprendan a desenvolverse con otras personas.

7- Otra buena idea es invitar a amiguitos suyos a casa a pasar la tarde o el fin de semana…o dejar que vayan ellos a sus casas… ayudará a reforzar su amistad y su vínculo emocional con ese amigo, a compartir más cosas con él/ella, etc.

8- Fomentar la capacidad de escuchar activamente. Para ello nada mejor que escucharles  a ellos (con interés y no mientras miramos el móvil o hacemos la comida) y enseñarles que pueden aprender muchas cosas si escuchan a los demás.

9- Ayudarles a entender y a superar situaciones negativas con las que puedan encontrarse… rechazo o enfados de otros niños, etc… A veces este tipo de situaciones puede provocar inseguridades que les hagan ser más retraídos…

10- Enseñarles lo bueno y positivo que es preguntar siempre las dudas que tengamos… da igual que los demás se rían… si no preguntamos nunca lo entenderemos… atreverse a preguntar siempre y en cualquier sitio, fundamental!!

11- El teatro es una buena herramienta también para que los niños se expresen y pierdan el miedo a hablar en público, etc… procurad apuntarles a actividades de este tipo.

12-Cualquier deporte de equipo también ayudará mucho a mejorar sus habilidades sociales.

13- Proponer juegos por parejas o por equipos que requieran negociar con el otro para establecer una estrategia.

14- Un buen ejercicio es también la narración en grupo… construir una historia de manera conjunta entre todos… empieza por ejemplo papá con una frase y el niño debe ir añadiendo otra frase… si hay más niños mejor… hasta que construyamos una historia entre todos… este ejercicio mejora la capacidad de improvisación, mejora la oratoria y la escucha activa del niño.

15- Leerles cuentos, o mejor, dejar que nos lo cuenten ellos, para  reforzar su expresión oral y favorecer estas habilidades.     

        Y como siempre:

  • Nunca forzar, hacerlo poco a poco, de manera progresiva y sin obligar nunca, pues generará el efecto contrario.
  • Que tengan el mejor ejemplo, ellos aprenden a través de nosotros, de ver cómo nos desenvolvemos… cuidar nuestras actitudes y comportamientos cuando vamos a una tienda, cuando nos encontramos a alguien, con nuestros amigos y nuestras relaciones sociales en general…
  • Por último, muy importante, no nos olvidemos de reforzar siempre las conductas y actitudes positivas!

       ¿Qué otras ideas se os ocurren para desarrollar las habilidades sociales en nuestros hijos?

Comparte y Disfruta:

La “tribu”

La soledad en la maternidadUna conversación que tuve el otro día con una amiga me ha hecho reflexionar mucho acerca de la soledad que conlleva hoy en día la maternidad.

La generación, no diré de nuestros padres, pero sí de nuestros abuelos, contaban con una red amplia de gente a su alrededor en la que apoyarse ante cualquier dificultad que pudiera surgir.

Siempre oí hablar a mi abuela de sus vecinos de puerta como si fueran parte de su familia, y es que sus hijos habían crecido juntos, compartían alegrías y penas y efectivamente eran como de la familia. Incluso el tendero de al lado, la vecina modista que les cosía o el lechero que les dejaba la leche cada mañana, eran parte importante de sus vidas. Tenían una “tribu” a su alrededor que les daba mucha seguridad.

Os tengo que confesar que en la puerta de al lado de mi casa vive una familia con un niño que tiene un año más que mi hija y apenas hemos intercambiado en alguna ocasión un saludo. Ni siquiera sé cómo se llaman…

Mi teoría es que antes quizás se necesitaban más, hoy necesito yo azúcar y mañana tú aceite, y apoyándose los unos en los otros iban saliendo todos adelante. A medida que la sociedad y el estado de bienestar ha ido progresando hemos ganado sin duda en comodidades pero a mi modo de ver hemos perdido muchas otras cosas…

Si a esto le unimos que muchas veces la vida o el trabajo nos lleva a vivir en ciudades lejanas a las de nuestras familias de origen, esto hace que sean pocas las personas o los apoyos que muchas madres o padres podemos tener en un momento determinado.

Creo que con esta situación se pueden sentir identificadas muchas mujeres de hoy en día…Y es que, cuántas madres no han pensado en algún momento… me estoy sintiendo mal, pero es que NO ME PUEDO PONER MALA…quién se ocupará entonces de los niños?

Además está el lado emocional de la mujer, no menos importante, el poder compartir nuestra experiencia con otras personas y el sentir en el día a día el apoyo, la comprensión, el cariño y el consejo ante todo lo nuevo que nos trae la maternidad y lo que conlleva la educación de nuestros hijos…

En este sentido y ahora que estoy empezando a meter la cabeza en el mundo 2.0 estoy descubriendo que cada día son más las mamás blogueras que necesitan contar su día a día, expresar sus emociones y sus ideas y compartir sus experiencias con sus hijos… y lo hacen a través de la red, en donde, curiosamente, encuentran a su “tribu”.

Acabaré con una reflexión que mi marido, hombre práctico y cabal, me ha hecho sobre este tema: ¿qué haces tú para cambiar eso?

Y es que no hay que olvidar que ante cualquier situación todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad, ¿por qué no empezar a hacer algo para cambiar lo que no nos gusta?

Creo que un día de estos invitaré a mis vecinos de puerta a merendar. Quién sabe si puede ser el comienzo de una bonita amistad… :=))

Comparte y Disfruta:

Y a vuestros hijos… ¿qué les produce mucha emoción?

Qué cosas le producen emoción a nuestros hijos        Una de las características fundamentales de los niños es la capacidad inmensa que tienen de sorprenderse, de emocionarse y de ilusionarse por las cosas… esa mirada inocente que hace que cualquier pequeña experiencia pueda convertirse en la aventura más alucinante… y que hace que las cosas más sencillas sean las más importantes del mundo…

          Me encanta ver a mis hijos dando botes en el pasillo de casa cuando saco sus galletas favoritas, cuando les digo “hoy os dejo llenar la bañera de espuma” o cuando les adelanto que esa noche les leeré un cuento especial que les va a encantar… en ese caso mi pequeña comienza a preguntarme cada dos minutos cuánto falta para que se lo cuente….

          También se emocionan mucho ayudándome a hacer su plato favorito, la pizza, antes de meterla en el horno ya se están relamiendo y una vez metida comienzan a decir “hola pizza… te voy a comeeeerr…” o cuando les dejo hacer algo nuevo como exprimir ellos las naranjas para la papilla o mezclar los ingredientes para hacer tortitas…

         Otra cosa que le encanta a mi hija es preparar un regalito sorpresa para alguien… cómo disfruta todo el proceso…prepararlo, envolverlo y luego dárselo a la persona elegida… Ni qué decir tiene la emoción que sienten cuando papá llega de viaje después de días sin verse… no escatiman en gestos para demostrar su alegría y su emoción: saltando, haciendo muecas y cantando!!

          Son ellos los que con esa ilusión convierten todos esos momentos cotidianos en momentos especiales e inolvidables … y los que de alguna manera nos hacen volver a la infancia, a revivir todas esas ilusiones y a poner el acento en las cosas que realmente son importantes en la vida…

          Muchas veces pienso… qué fácil es hacerles felices ahora…ayyyy…no quiero que crezcan… jeje… y es que llegará pronto el día en que sus galletas favoritas, la espuma en el baño o el cuento de mamá ya no conseguirán producir en ellos esa emoción tan grande ni hacerles tan felices…

           Así que aprovechemos ahora a alimentar en ellos esas ilusiones… ¿Cómo? contémosles cuentos, llevémosles al teatro, juguemos con ellos y desarrollemos actividades que motiven su creatividad y su imaginación… no es necesario esperar a que haya alguna celebración especial como un cumpleaños, pascua, Navidad, Carnaval, etc., cualquier excusa es buena para crear momentos especiales que contribuyan a que tengan una infancia plena y llena de ilusión…  Y dejémonos contagiar también por ella!!

           ¿Os animáis a contar qué es lo que les llena de emoción e ilusión a vuestros hijos?

Comparte y Disfruta:

¡A jugar al aire libre!


Vuelta a la naturaleza de los niñosMe parece muy importante fomentar el amor de los niños por la naturaleza, enseñarles a cuidarla, a quererla y a respetarla. Y pienso que no hay otra manera de promoverlo que haciendo que pasen tiempo en entornos naturales.

Los niños necesitan jugar con la tierra, saltar en los charcos, correr detrás de las lagartijas, subirse a los árboles, y en definitiva jugar al aire libre rodeados de naturaleza.

Sin embargo, la realidad es que en muchos casos pasan demasiado tiempo en casa rodeados de paredes y pantallas. Y es que hoy en día los padres tendemos a protegerles en exceso de todo aquello que les ensucie, les dañe o les pueda hacer enfermar, sin darnos cuenta de que en muchas ocasiones nuestros miedos les privan de una parte básica y esencial de su desarrollo.

Richard Louv, periodista americano autor del best seller “El último niño en los bosques” tras hacer más de 3.000 entrevistas a padres de Estados Unidos, llega a hablar incluso del transtorno por déficit de naturaleza, un transtorno social que puede provocar una devaluación de los sentidos, dificultades de concentración e incluso enfermedades físicas y emocionales en los niños.

Este autor explica que todos los seres humanos tenemos una necesidad innata de contacto con el mundo natural y afirma que los padres, además de procurarles a nuestros hijos una buena nutrición y un sueño adecuado, deberíamos garantizarles una relación con la tierra.

Hasta hace 30 años, dice Louv, “Los niños jugaban entre los árboles o en el campo. Los niños de hoy ya no pueden tener los pies llenos de barro, correr hasta horizontes lejanos, colgarse de un árbol o recrear mundos con lo que hay disponible en la naturaleza. En sólo dos generaciones, la infancia ha perdido su legado más preciado: el juego que se inventó hace decenas de miles de años“.

En respuesta a los padres y madres demasiado preocupados por evitar toda situación de riesgo para sus hijos, Louv comenta una cosa que me parece muy destacable: “En los ambientes controlados no hay verdadera experimentación. Aunque precisamente el riesgo es lo que los padres desean evitar, es lo que más nos enseña y estimula la creatividad cuando se trata de encontrar soluciones”

El periodista sostiene que los niños expuestos a la naturaleza muestran mejoras intelectuales, espirituales y físicas en comparación a los que se quedan encerrados. Así, mejoran sus niveles de concentración, controlan el estrés y promueven soluciones creativas ante los problemas.

Este libro ha promovido un auténtico movimiento de vuelta a la naturaleza. Así los huertos escolares empiezan a ser muy habituales en ciudades como Nueva York, y las guarderías en el bosque en las que todas las actividades se desarrollan al aire libre empiezan a ser cada vez más comunes en países europeos como Alemania, Suiza y  Reino Unido. Confiemos en que lleguen también pronto a España.

¿Qué opináis sobre este tema?

También te puede interesar:

Se puede aprender a ser creativo

Comparte y Disfruta:

Fomentar el espíritu emprendedor en los niños


Por mi trabajo en muchas ocasiones me ha tocado dar charlas de sensibilización para emprender en colegios e institutos. El objetivo es reflexionar sobre las cualidades, actitudes y aptitudes que tiene un emprendedor, desmitificar el mundo de la empresa y hacer que los chavales contemplen como una opción real de futuro la posibilidad de crear su propio negocio y desarrollar su propio proyecto.

En muchas ocasiones les pongo el vídeo de la historia de los niños del FC Panyee en Thailandia. Es una historia preciosa de superación que nos puede ayudar a explicarles a nuestros hijos que si lo desean con fuerza y luchan por ello “TODO ES POSIBLE”.

Embedly Powered


Os destaco algunas de las cualidades y aptitudes  emprendedoras que tienen los niños de esta historia. Lo más importante desde mi punto de vista es transmitirles a nuestros hijos que todas ellas se pueden desarrollar a lo largo de la vida, con práctica y entrenamiento.

  • Pasión, entusiasmo: creo que es lo principal, que te apasione lo que haces, encontrar un proyecto que te llene. Esa pasión te llevará muy lejos. Estos niños sentían claramente una pasión muy fuerte por el fútbol.
  • Espíritu de superación: esa pasión les llevó a superar un montón de dificultades para poder jugar a lo que más les gustaba, construyendo un campo de fútbol encima del mar, por no tener espacio en su minúscula isla.
  • Perseverancia: en la vida siempre te encontrarás con muchas dificultades, lo más importante es tener tesón y constancia para continuar y perseguir tus objetivos, pase lo que pase y pese a quien pese. En el vídeo vemos cómo al principio la gente de la isla se reía de los niños y los trataba de locos. Pese a todo, continuaron para conseguir su meta. Creer en uno mismo, en tus posibilidades, en tu capacidad para llevar el proyecto adelante es muy importante.
  • Capacidad de asumir riesgos: poner en marcha un nuevo proyecto siempre implica arriesgar, ya que están en juego tus ilusiones, tus expectativas, muchas veces tu tiempo o incluso tu dinero. La capacidad de sobrellevar las incertidumbres del principio, la capacidad de asumir los errores, los fracasos,  es muy importante para no tirar la toalla a la primera de cambio. Los niños Panyee demostraron tener estas aptitudes.
  • Creatividad: hacer las cosas de manera diferente, aportando valor. En el caso de los niños panyee aunque a priori no había ninguna opción de construir un campo de fútbol en su isla se les ocurrió y se las ingeniaron para hacerlo encima del mar. Nadie hubiera apostado por esta posibilidad ni creído que unos niños pudieran hacerlo… pero la creatividad unida a la pasión y la perseverancia NO TIENE LÍMITES!!
  • Capacidad de organización y planificación: para llevar adelante un proyecto en muchas ocasiones deberemos formar un equipo y organizarlo. Así, capacidades de coordinación y habilidades sociales son muy importantes para conseguir los objetivos planteados.  Si os fijáis en el vídeo existe un primer niño que anima y organiza al resto, sería el líder, capaz de poner en marcha el proyecto.

¿Qué otros valores, habilidades, actitudes, etc. encontráis en estos niños? ¿Cómo pensais que podemos trabajarlas con nuestros hijos?

Comparte y Disfruta:

Se puede aprender a ser creativo


Os dejo este vídeo con una entrevista a Ken Robinson, uno de mis autores de cabecera, experto mundial en el desarrollo del potencial humano, en creatividad e innovación. En ella da muchas claves sobre la creatividad y el proceso creativo.

Embedly Powered

Merece la pena ver el vídeo completo, pero para quienes no tengáis tiempo os dejo algunas de las principales ideas que señala en esta entrevista que le hace Eduardo Punset:

  1. Gracias a la imaginación, se puede visitar el pasado y anticipar el futuro; se puede asumir el punto de vista de otra persona. Ahí radica el rasgo distintivo de la inteligencia humana.
  2. La creatividad es un paso adelante. La creatividad significa poner la imaginación a trabajar, la imaginación aplicada: es el proceso de tener ideas nuevas que sean valiosas.
  3. Estar en tu elemento significa que haces algo que comprendes de manera natural, para lo que tienes aptitudes. Pero estar en tu elemento es más que eso tiene que encantarte lo que haces; la clave es la pasión. Si algo te encanta, si algo te apasiona y encima se te da bien, como decía Confucio, nunca vuelves a trabajar, porque vives la vida que te corresponde vivir. Te conviertes en tu yo más auténtico
  4. La respuesta a un padre que quiere saber qué aconsejarle a su hijo acerca de a qué dedicarse en la vida, es que lo observe primero. Que no mire al mundo que lo rodea, sino al niño o niña primero, para ver qué le inspira, qué capta su atención… ¿Quién es? ¿Cuáles son las cosas que le entusiasman? ¿Cuáles son las cosas por las que se siente atraído, o las cosas que le provocan rechazo?
  5. La creatividad es un proceso muy práctico. Todo el mundo tiene facultades creativas, y que se pueden desarrollar. Se puede ser creativo con cualquier cosa que implique inteligencia. Pero, para ser creativo, hay que poder, con el tiempo, controlar los materiales con los que trabajas, para obtener los efectos que te interesan y seguir el camino que te fijes
  6. Se puede enseñar a la gente a ser más creativa, ¡y deberíamos hacerlo en la escuela, en el mundo empresarial y en nuestra vida cotidiana!
  7. Una parte de ser creativo tiene que ver con lanzar hipótesis, probar cosas, hacer bocetos, explorar posibilidades… pero la segunda parte consiste en ser crítico, hacer juicios sobre los resultados y plantearse: «y bien, ¿funciona? ¿Es lo que buscaba?».
  8. Es un proceso constante, en cuanto comprendamos que ser creativo es un proceso material para el que hay que adquirir destreza y práctica, podremos enseñarlo. Deberíamos enseñarlo tan meticulosamente como enseñamos a leer o enseñamos matemáticas. Además, deberíamos reconocer que la creatividad no es un elemento adicional en nuestra vida, ¡es lo que le da propósito a la vida humana!

¿Qué opináis?

Comparte y Disfruta:

Educar las emociones de los más pequeños


Educación emocionalUno de los aspectos que más me preocupa de la formación de mis hijos es la educación emocional. Es un tema que me interesa mucho y es que tengo la sensación de que les llenamos la cabeza de conocimientos y en muchas ocasiones nos olvidamos de lo esencial: enseñarles a gestionar las frustraciones, el éxito, los fracasos, las pérdidas, los miedos, los rechazos, etc.

Tradicionalmente la educación se ha centrado en los aspectos cognitivos y ha dejado de lado los aspectos más emocionales, y es por ello que los propios padres podemos sentirnos desorientados acerca de cómo abordar estos temas.

Os recomiendo el libro “Padres brillantes, maestros fascinantes” de Augusto Cury, imagino que muchos de vosotros ya lo conoceréis. Este psiquiatra hace una reflexión muy interesante acerca de cómo educar las emociones.

Tras leerlo me gustaría compartir con vosotros algunas ideas:

  • Aquello que nos genera emociones, buenas o malas, ocupará en nuestras memorias siempre un lugar privilegiado. Compartamos con nuestros hijos nuestras emociones y nunca lo olvidarán.
  • La televisión, las consolas, los videojuegos, internet… están haciendo que la comunicación en casa se deteriore. Es muy importante hablar con nuestros hijos, de todo, pero sobre todo de nuestras experiencias vitales, de nuestros logros y fracasos, de nuestros anhelos y frustraciones. Todos tenemos una vivencias tras nosotros, compartámosla con ellos, así es como conseguiremos llegar a su corazón.
  •  Humanizar el conocimiento es otra de las propuestas interesantes de este autor, se trata de convertirnos en narradores de historias. Detrás de los datos y de la información dada de forma objetiva en muchas ocasiones existe una historia, se encuentran lágrimas, errores, dificultades, ansiedad, y en muchas ocasiones el coraje del protagonista para seguir adelante. Muchos pensadores murieron por sus ideas. Se trata de crear el clima emocional que vivieron mientras investigaban. A los niños se les podrán olvidar las normas y reglas pero no nuestras historias. Esto ayudará a crear nuevos modelos y héroes.
  • Enseñarles a gobernar sus propios pensamientos y emociones es uno de los mejores aprendizajes que les podemos aportar a nuestros hijos. Entrenar los pensamientos positivos y desechar o aprender a gestionar los negativos es una tarea que todos deberíamos aprender desde pequeños.
  • Hacer que participen en proyectos sociales les vacunará contra el individualismo y el egoísmo. En la época que nos ha tocado vivir, tan basada en el consumismo y en la satisfacción inmediata de nuestros caprichos y deseos, deberíamos de reservar siempre una parcela de nuestra vida para hacer algo por los demás.

¿Qué os parecen estas ideas? ¿Estáis de acuerdo con todas? ¿Qué otras ideas se os ocurren para educar las emociones de nuestros hijos?

Comparte y Disfruta:
error: Content is protected !!