10 iniciativas solidarias para hacer con los niños


He estado recopilando iniciativas solidarias para hacer con nuestros hijos y quería compartirlas con vosotros. Es cierto que no tienen por qué hacerse en Navidad, cualquier momento del año es bueno para regalar en forma de colaboración o donativo, pero en estas fechas siempre surgen más iniciativas de este tipo y quizás sea un buen momento para empezar a transmitir a nuestros hijos nuestro “espíritu solidario”.

educar en la solidaridad

Ahí van algunas ideas para hacer con ellos:

1.      Es un buen momento para donar aquellos juguetes, ropa o libros que están en buenas condiciones pero que ya no usan, de esa manera otro niño podrá disfrutar de ellos. Es importante que el niño empiece a ser consciente de que no todos los niños tienen lo que necesitan. Que sea él mismo quien elija los juguetes, los cuentos o la ropa que va a donar hará que no le cueste tanto desprenderse de esas cosas. Cruz Roja suele tener un programa para recoger los juguetes, cada ciudad tienen unos puntos de recogida, y algunos colegios también empiezan a hacerlo.

2.    El apadrinamiento entre niños es un proyecto de Ayuda en Acción y Wedu es el personaje que les acompaña en esta aventura solidaria. Ayuda en Acción envía a los niños el muñeco y a través del intercambio de cartas con niños de Latinoamérica, y de distintos materiales para divertirse y aprender en familia (juegos, concursos, posters, cómics y actividades) y de la página web del proyecto, los niños españoles van descubriendo cómo viven los niños en países con menos oportunidades, qué dificultades tienen, qué comen, cómo son sus colegios, etc. Además, los adultos también reciben informes sobre los proyectos que se están llevando a cabo gracias a su colaboración. Así, padres e hijos se implican activamente en el objetivo común de mejorar el mundo 🙂

3.       La Fundación Crecer Jugando, que defiende el derecho de los niños a jugar, organiza cada año la campaña “Un juguete, una ilusión”, seguro que muchos de vosotros habéis oído hablar de ella. Podemos hacer que sea el niño quien saque dinero de su hucha (5 euros) para comprar el bolígrafo solidario. De esta manera implicaremos al niño.

4.       También podemos cocinar algo con nuestros hijos y llevarlo a la Cocina Económica con ellos, para la gente que lo necesita.

5.       Reciclar los tapones de los envases que utilicemos en casa. No cuesta nada tener una bolsa en casa con los tapones de los envases que vamos a tirar. Cada vez son más los padres que necesitan juntar toneladas de tapones para a su hijo. Es importante contarle la historia al niño para que conozca la realidad de otros niños y recordarle cada vez que metamos un tapón en la bolsa estaremos haciendo algo importante por alguien que lo necesita. Veréis como enseguida es vuestro hijo quien os recuerda que hay que guardar el tapón.

6.       en la operación kilo para los bancos de alimentos, ya sea dando comida o bien colaborando como voluntarios para clasificar y repartir la comida entre los más necesitados. Si vamos con el niño al supermercado podemos explicarle la iniciativa y hacer que sea el niño quien coja los alimentos que vamos a donar y se los dé a los voluntarios.

7.    ¿Sabéis que aldeas infantiles cuenta con una selección de postales navideñas? Podemos enviar postales navideñas solidarias a nuestros familiares 🙂

8.      A través de la página de Educo también podemos hacer donativos para las Becas comedor e incluso comprar regalos reales (kit escolar, kit dental, kit de juegos, etc.) para niños que lo necesitan. Podemos hacer el donativo o comprar el kit con nuestros hijos.

9.       Pastillas contra el dolor ajeno, iniciativa de Médicos Sin Fronteras para proveer de medicamentos a personas enfermas sin recursos. Las podéis encontrar en muchas farmacias y lo mismo, podemos explicarles el objetivo y hacer que saquen de vez en cuando el dinero de su hucha para comprarlas cuando vayamos a la farmacia.

10.   Juegaterapia también ha creado unos bebés pelones fantásticos para que cuando nuestros hijos jueguen con ellos se acuerden de los niños que están malitos. Los venden en juguettos  y su importe íntegro va para ayudar a niños con cáncer.

Os he puesto ejemplos de algunas iniciativas que me han parecido interesantes para hacer con los niños pero hay muchas más en las que podemos colaborar a nivel local. En cada ciudad o en cada pueblo existen organizaciones, asociaciones, etc. a las que poder ayudar. Y no siempre tiene que ser con dinero, puede ser también con nuestro tiempo y colaboración.

Para terminar sólo algunos apuntes:

  • Es importante que compartamos la historia que hay detrás de nuestra acción con el niño, que sepa por qué hacemos eso y cuál es el objetivo… eso le motivará y le hará sentirse parte de algo importante.
  • Enseñarle con nuestro ejemplo diario. De nada sirve hacer una acción puntual en Navidad si el resto del año ignoramos los problemas de la persona que tenemos al lado. Nuestra actitud, nuestro sentir, nuestra manera de estar en el mundo será lo que le quedará al niño.
  • Es importante hablar con el niño sobre lo que pasa en el mundo, cualquier excusa es buena para hacerlo y que empiecen a ser conscientes de otras realidades (las noticias, un problema de algún familiar, amigo o vecino, etc.).
  •  Implicar siempre al niño en la medida de lo posible. Que no sean meros espectadores sino hacer que se sientan partícipes del proceso, de la donación, del regalo, etc… y hacer que descubran la satisfacción que supone el poder ayudar a otra persona.

¿Qué más iniciativas solidarias conocéis para hacer con nuestros hijos?

Estoy deseando escuchar vuestras propuestas 😉

Si te ha gustado este post o piensas que puede ser útil ¡compártelo!

Comparte y Disfruta: