Cómo desarrollar en los niños competencias para la vida


Como madre me interesa mucho indagar en formas de educar que ayuden a desarrollar competencias y habilidades en los niños de forma integral y cada vez descubro más iniciativas que despiertan en mí el entusiasmo de creer que hay muchas cosas que se pueden hacer de otra manera, que hay mucho por descubrir, que hay otras formas de educar y de transmitir valores…

Una de estas iniciativas es LÓVA, LA ÓPERA, UN VEHÍCULO DE APRENDIZAJE… esta iniciativa impulsada por el Teatro Real ha permitido y está permitiendo que muchas escuelas empiecen a trabajar por proyectos… Así, se trata de que sean los propios niños los que creen una ópera… A cada niño se le asigna un papel: intérprete, guionista, maquillador, técnico de luces, etc… y ese niño, guiado por un experto, debe desempeñar su papel de forma autónoma y con la responsabilidad de saber que de su trabajo depende en gran medida que el proyecto conjunto salga adelante…

Embedly Powered

via Vimeo
El objetivo último no es tanto crear la ópera en sí, que también, sino todo lo que los niños aprenden y descubren durante el proceso: a trabajar en equipo, a negociar con sus compañeros, a desarrollar habilidades en un determinado “oficio” hasta el punto de que llegan a saber más que sus profesores en ese área, a desenvolverse y hacer las gestiones oportunas para lograr hacer su trabajo, a desarrollar sus capacidades creativas, etc…

En definitiva, “desarrollan capacidades y habilidades que les servirán para la vida”… Además, esta iniciativa mejora su desarrollo lingüístico, su “autoconocimiento” y aumenta su autoconfianza y su autoestima al comprobar que realmente son capaces de llevar ese trabajo a cabo…y sobre todo, no se trata de algo que les han contado, sino de una experiencia que han vivido y que por tanto ¡no olvidarán!

Os dejo con una entrevista a una profesora de primaria que participó en el proyecto y que explica muy bien la experiencia y todo el aprendizaje que supuso para  los alumnos y para los propios profesores. Lo cierto es que da mucho que pensar…

Y acabo con una reflexión: es cierto que es difícil cambiar la escuela y hacer que haya más iniciativas como ésta… y es que como bien dice esta profesora hoy por hoy los programas lectivos son muy extensos y dejan poco tiempo para dedicarlo a este tipo de proyectos… ¡ojalá que con el tiempo cambien las cosas! porque desde mi punto de vista no hay mejor manera de transmitirles valores y de desarrollar sus capacidades y habilidades que a través de la experiencia… pero mientras tanto no olvidemos que la educación comienza en casa…Mi propuesta y mi reflexión se dirige a los padres… si en la escuela no se hace tanto como nos gustaría, ¿por qué no intentar trabajar de esta manera desde casa?

Tendremos algunas limitaciones pero seguro que también otras ventajas…

Ahí os lo dejo…  ¿Qué opináis?

Si te ha gustado este post ¡compártelo!

Comparte y Disfruta: