Estimular la lectura desde casa


Quiero inaugurar una sección del blog en la que compartiré con vosotros libros, cuentos, poesías y otras lecturas que nos pueden ayudar a transmitir valores a nuestros hijos o que nos pueden ser muy útiles y servir de inspiración a los padres.

La primera de mis entradas en esta sección quiero que esté destinada a transmitir y contagiar a nuestros hijos esa PASIÓN y ENTUSIASMO por la lectura desde que son bien pequeños porque como dice Talentina...

Talentina "Leer es soñar con los ojos abiertos"

Y es que leer es una de las actividades que más contribuyen a desarrollar su imaginación y que les va a permitir abrir su mente hacia un montón de mundos nuevos que de otra manera nunca descubrirían…

Hace un par de meses compré el libro “Ideas prácticas para animar a la lectura desde casa” de Fran Nuño.

Fomentar la lectura en los niños

No se trata de un libro para leerles a nuestros hijos sino de un libro para “inspirarnos” a los padres.

Lo cierto es que me ha dado un montón de ideas para contagiar a mis hijos la PASIÓN por la lectura. Y es que el libro nos propone un montón de juegos y actividades para compartir con nuestros hijos en torno a los libros, y también una serie de microcuentos, poemas y obras teatrales para “enganchar” a los peques.

Y es que incentivar y motivar a la lectura desde que son pequeñitos es algo que podemos hacer los padres con pequeñas acciones en el día a día.

Os indico algunas de las ideas que más me han gustado y que pienso hacer con mis chiquis:

EN CASA:

  1. Rincón de lectura: creemos un ambiente lector en casa, podemos crear un rincón especial de lectura con tan sólo una butaca, una mesita con libros y una lamparita!
  2. Biblioteca del niño: que tengan su propio espacio para sus libros y hacer que éstos se encuentren en un lugar agradable, divertido, dinámico y que esté al alcance de sus manos para que puedan cogerlos en cualquier momento.
  3. Diario de lecturas: podrían fabricarlo ellos mismos con un pequeño archivador y fichas en las que incorporen el título, autor, editorial, género, tema, páginas, etc. de los libros que van leyendo. También pueden añadir la puntuación en función de si les ha gustado mucho o poco, la fecha de comienzo de la lectura y la fecha de finalización, a quién se lo recomendarían, otros libros del autor, un resumen, un dibujo, etc… Se pueden añadir tantas cosas como queramos!
  4. La hora del cuento: encontrar el mejor momento, no necesariamente ha de ser antes de acostarse, a veces los papis estamos tan cansados a esa hora que queremos acabar cuanto antes y eso se nota. En la lectura del cuento es importante la interpretación, no leer el cuento de forma lineal sino diferenciar las voces de los distintos personajes y teatralizar en cierta manera para captar más la atención del niño. Y esto no lo he leído en el libro, pero lo hago en casa y me encanta! Hacer que sean ellos quienes nos cuenten a nosotros el cuento, a su manera, con su vocabulario, pero os sorprenderéis del resultado :=).
  5. Juegos en torno al cuento: aquí el libro nos propone unas cuantas actividades que podemos hacer para estimular su , como utilizar fotos familiares para inventar cuentos, realizar un dibujo sobre un texto leído, inventar cuentos con palabras elegidas al azar, hacer un marcapáginas especial, convertir el hogar en un museo dedicado a un libro que elijamos, jugar a las librerías,   etc.

FUERA DE CASA:

  1. Hacerles socios de la Biblioteca Pública y visitarla con frecuencia. Les divertirá mucho y es un plan muy apetecible para el sábado por la mañana por ejemplo que hay más tiempo. Allí podéis pasaros un buen rato viendo libros, ojeándolos, palpándolos, y decidiendo cuál pedir prestado para leer en casa los próximos días. Les llenará de ilusión!
  2. Visitar con frecuencia librerías, la feria del libro, Cuentacuentos, etc. INVOLUCRARLES en todas aquellas actividades que de una manera lúdica y divertida les puedan “enganchar” a los libros.

Por último un consejo yo diría “básico”: Nunca obligar. Se trata de que contagiemos nuestra pasión no de que la impongamos, pues entonces muy probablemente obtendremos el resultado opuesto.

Espero que os haya inspirado este post. ¿Se os ocurren más ideas para estimular a nuestros hijos a leer?

Comparte y Disfruta: